Menu

Colegios Profesionales

c profesionales

Los profesionales han de cumplir con la obligación legal referida a la protección de datos personales.
La legislación es rigurosa y nuestro servicio le soluciona el problema.


 

 LA L.O.P.D. EN LOS COLEGIOS PROFESIONALES

La protección de datos de carácter personal es un derecho fundamental reconocido jurisprudencialmente a partir de lo que establece el artículo 18.4 CE, y desarrollado por la LOPD. Este derecho quiere garantizar que las personas físicas tengan conocimiento sobre quién dispone de sus datos y con qué finalidad, para poder tener capacidad de decisión sobre el tratamiento de esta información.

Tratar información personal significa acceder a esta información (ya sea porque la misma persona interesada la facilita al colegio profesional o porque el colegio la recibe de terceras personas), como también almacenarla, modificarla, utilizarla, eliminarla o comunicarla a cualquier persona física o jurídica, ajena al colegio, que no sea la misma persona interesada.

Los colegios profesionales, para ejercer sus funciones, tratan datos de diferentes colectivos (colegiados, personal del colegio, proveedores, asistentes a actividades u otras personas con las cuales se relacionan) y de diferentes tipologías (identificativas, de características personales, de formación, profesionales, económicas, de menores, etc.).

Hay que tener en cuenta que el Reglamento de desarrollo de la LOPD excluye de la aplicación del régimen de protección de los datos de carácter personal, los datos relativos a empresarios individuales, cuando hagan referencia a su calidad de comerciantes, industriales o navieros. Ahora bien, esta previsión, que en ningún caso puede interpretarse de forma que resulte contraria a la LOPD, sólo es de aplicación a los colectivos mencionados, sin que eso se pueda extender, tal como ha recordado la jurisprudencia, a cualquier otro colectivo de profesionales. Y queda limitada, en cualquier caso, a los supuestos en que la información se refiera exclusivamente a su actividad como comerciante, industrial o naviero. Por eso, la excepción prevista en el artículo 2.3 del RLOPD no es de aplicación a los profesionales que formen parte de los colegios profesionales, a los cuales será plenamente aplicable la normativa de protección de datos.

¿El fichero de sociedades profesionales del colegio está dentro del ámbito de aplicación de la LOPD?

La LOPD sólo es de aplicación a los datos de persones físicas. Por lo tanto, no lo sería respecto de los datos de una sociedad profesional. Ahora bien, un fichero de sociedades profesionales puede incorporar información sobre diferentes personas físicas (socias, representantes, administradoras, etc.) respecto de las cuales sí que es de aplicación la LOPD.

La información referida a personas físicas puede ser de diversos tipos (numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica) y puede referirse a un rasgo físico de la persona, a su situación económica o social, a sus estudios, a su profesión, a su salud, etc. La información puede permitir identificar directamente a una persona (cuando disponemos del nombre y apellidos, de una fotografía, del DNI, etc.), o bien puede identificarla indirectamente (cuando disponemos de una información que no está vinculada a una persona concreta, pero la asociamos con otros datos que sí que nos permiten identificarla sin esfuerzos desproporcionados).
La LOPD protege toda esta información, salvo los datos que no podamos relacionar con una persona concreta sin esfuerzos desproporcionados.

DATOS ESPECIALMENTE PROTEGIDOS

Para ejercer sus funciones, los colegios profesionales también pueden tener que tratar información que la normativa de protección de datos califica como datos especialmente protegidos. Los colegios pueden necesitar tratar información sobre sanciones disciplinarias, afiliación sindical de los trabajadores, salud de los trabajadores, salud de los colegiados o de sus familias, salud de pacientes (por ejemplo, para la participación del colegio en la gestión del cobro de las prestaciones farmacéuticas) u otra información sensible, de naturaleza diversa, derivada de los servicios de atención al ciudadano o de atención al colegiado de que pueden disponer los diferentes colegios.

De acuerdo con la normativa de protección de datos, tienen la consideración de datos especialmente protegidos los relativos a: La ideología, la afiliación sindical, la religión y las creencias, el origen racial, la salud, la vida sexual y la comisión de infracciones penales y administrativas.

El tratamiento de este tipo de información requiere una especial rigurosidad en el cumplimiento de los principios de la protección de datos y está sometido a unas condiciones especiales, tanto con respecto a la forma como se tiene que obtener el consentimiento, como a las medidas de seguridad aplicables. En el caso de las infracciones penales y administrativas, además, de acuerdo con las normas que las regulen, sólo las administraciones públicas competentes pueden crear ficheros para recopilar estos datos.

EL PRINCIPIO DEL CONSENTIMIENTO

El consentimiento es la pieza angular en la protección de datos. Constituye el principio sobre el cual se articula el poder de disposición y control de cualquier persona sobre sus datos. Así, cuando una entidad quiera desarrollar una actividad que requiera tratar datos de carácter personal, tiene que contar con el consentimiento de la persona afectada o, a falta de éste, con una ley que lo habilite.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la misma LOPD habilita a las administraciones públicas, y entre ellas, con respecto a las funciones públicas que tienen atribuidas, los colegios profesionales, para que recojan los datos necesarios para ejercer sus funciones en el ámbito de sus competencias.


EL PRINCIPIO DE CALIDAD DE LOS DATOS

La LOPD establece una serie de principios, recogidos dentro del principio de calidad de los datos, que tienen que respetar tanto los responsables del fichero, como cualquiera de los usuarios que tengan acceso o sean encargados del tratamiento de los ficheros que contengan datos personales. Estos principios se regulan en la LOPD y en el RLOPD:

El principio de proporcionalidad

Sólo se pueden tratar los datos que sean adecuados, pertinentes y no excesivos, que sean estrictamente necesarios para la finalidad del tratamiento para el cual se han recogido. Por ejemplo, se puede considerar desproporcionado solicitar al colegiado una fotocopia del DNI para elaborar un fichero que tiene como finalidad enviar información sobre actos organizados por una determinada sección del colegio.

El principio de finalidad

Los datos personales recogidos sólo pueden utilizarse para la finalidad determinada, explícita y legítima que motivó su recogida. Cualquier uso de los datos para una finalidad incompatible con aquélla para la cual se recogieron es contrario a este principio. Esta finalidad determinada se tiene que describir en la cláusula informativa correspondiente y en la disposición de carácter general o el acuerdo de creación del fichero que contiene los datos o, en el caso de ficheros de titularidad privada, en el formulario de notificación del fichero.
No se considera incompatible el uso posterior de los datos para finalidades históricas, estadísticas o científicas.

El principio de exactitud

Los datos personales contenidos en el fichero tienen que ser exactos y actualizados, de manera que reflejen la situación real de las personas afectadas. Los datos recogidos directamente del afectado o interesado en principio se consideran exactos.
Cuando los datos sean inexactos se tienen que rectificar, a petición de la persona afectada en ejercicio de su derecho de rectificación o bien de oficio, en el mismo momento en que la entidad responsable del tratamiento tenga conocimiento de la inexactitud.
Si los datos son o se convierten en inexactos, del todo o en parte, o incompletos, se tienen que rectificar de oficio.
Si los datos ya no son necesarios o pertinentes de acuerdo con la finalidad para la cual se recogieron, se tienen que cancelar.

El principio de lealtad

Cualquier entidad que trate datos personales lo tiene que hacer de manera leal, lícita y sin utilizar medios fraudulentos en su recogida. La vulneración de este principio está tipificada como una infracción muy grave en la LOPD.

*Importantes ventajas para colegiados.
*Nuestros precios son los mejores del mercado.

Garantías de los colegiados